Dos estudiantes murieron y otros dos adolescentes resultaron heridos en un tiroteo el viernes por la tarde cerca de una escuela secundaria en el West Side de Chicago.

Los bomberos explicaron que los cuatro jóvenes de 16 años recibieron disparos cerca de la escuela secundaria Benito Juárez. El superintendente de policía de Chicago, David Brown, en una conferencia de prensa, confirmó la muerte de dos de las víctimas.

El portavoz de la policía, Tom Ahern, manifestó de acuerdo a nota de AP, que los cuatro recibieron disparos fuera de la escuela. La policía y los paramédicos respondieron al tiroteo poco antes de las 3:00 de la tarde del viernes.

Un portavoz del Departamento de Bomberos de Chicago dijo que los cuatro fueron trasladados al mismo hospital. Un niño fue declarado muerto al llegar, otro niño estaba en estado crítico y otros dos adolescentes, un niño y una niña, sufrieron lesiones que no ponen en peligro la vida, dijo inicialmente Ahern.

El director ejecutivo de las Escuelas Públicas de Chicago, Pedro Martínez, también apareció en la conferencia de prensa y dijo: “Primero queremos asegurarnos de tener a las víctimas en nuestras oraciones”.

El sistema escolar, también conocido como CPS, emitió un comunicado diciendo en parte que “la seguridad de nuestra comunidad escolar es nuestra máxima prioridad”. Agregó que la oficina de seguridad y protección del sistema estaba trabajando con funcionarios escolares y líderes escolares para recopilar información sobre lo sucedido.