Robbie Coltrane, el comediante y actor de carácter con rostro de niño cuyos cientos de papeles incluyeron a un psicólogo que resuelve crímenes en la serie de televisión “Cracker” y al amable medio gigante Hagrid en las películas de “Harry Potter”, falleció a los 72 años.

La agente de Coltrane, Belinda Wright, aseguró que murió este viernes en un hospital en su Escocia natal y no ofreció otros detalles de inmediato. Ella lo llamó “forensemente inteligente” y “brillantemente ingenioso” en solo uno de los muchos homenajes que se le hicieron.

La autora de “Harry Potter”, JK Rowling, quien hace décadas dijo que Coltrane era su primera opción para interpretar a Hagrid, tuiteó el viernes que era “un talento increíble, completamente único”. De igual forma aclaró que, fue “más que afortunada de conocerlo, trabajar con él y reírme a carcajadas con él”, destaca AP. 

Nacido como Anthony Robert McMillan en Rutherglen, Escocia, Coltrane tenía poco más de 20 años cuando comenzó a seguir una carrera como actor y se renombró a sí mismo en honor al músico de jazz John Coltrane.

Ya tenía una notable carrera en la pantalla, con créditos que incluyen “Mona Lisa”, “Nuns on the Run” y la adaptación de Kenneth Branagh de “Henry V” cuando se abrió paso por su cuenta como un detective empedernido en “Cracker”, la Serie de televisión de la década de 1990 por la que ganó el premio al mejor actor en los Premios de Televisión de la Academia Británica durante tres años consecutivos.

Continuó apareciendo en las ocho películas de “Harry Potter” como el mentor del joven mago y tuvo una amplia variedad de otros papeles, incluido un jefe del crimen ruso en los thrillers de James Bond “GoldenEye” y “The World is Not Enough” y Pip’s. Más recientemente, recibió excelentes críticas por interpretar a una querida estrella de televisión que podría albergar un oscuro secreto en la miniserie de 2016 “National Treasure”.