Un juez decidió el lunes un acuerdo de culpabilidad para enviar a un hospital psiquiátrico a un hombre que mató al azar a una pareja en Florida en su garaje hace seis años para luego morder el rostro de una de las víctimas.

Austin Harrouff de 25 años, se declaró inocente por razones de demencia de dos cargos de asesinato en primer grado y otros cargos por las muertes de John Stevens, de 59 años, y su esposa, Michelle Mishcon Stevens, de 53, ocurridas en 2016. También hirió gravemente a un vecino que trató de ayudar a la pareja.

Harrouff, exalumno de la Universidad Estatal de Florida, estará internado en un hospital psiquiátrico hasta que los médicos y un juez determinen que ya no es peligroso. En caso de que el juicio hubiera continuado, Harrouff se habría enfrentado a cadena perpetua. AP indica que, Varios familiares de la pareja asesinada expresaron su enojo por la decisión e hicieron declaraciones de impacto en la víctima dirigidas a Harrouff, su familia, el equipo de defensa y los fiscales.

El acuerdo logrado entre la defensa y la fiscalía evitó un juicio que había iniciado el lunes ante el juez de circuito Sherwood Bauer y que había durado tres semanas. Dos expertos en salud mental, uno contratado por la defensa y otro por los fiscales, examinaron a Harrouff y hallaron que durante un episodio psicótico agudo del ataque y que no pudo distinguir entre lo que está bien y lo que está mal.