Uber está siendo demandado por más de 500 mujeres que afirman haber sido agredidas por conductores que utilizan la plataforma de transporte compartido. La denuncia, presentada el miércoles, afirma que “mujeres pasajeras en varios estados fueron secuestradas, agredidas sexualmente, maltratadas sexualmente, violadas, encarceladas falsamente, acosadas o atacadas de otra manera” por sus conductores de Uber.

La presentación de la demanda se produce casi dos semanas después de que la compañía publicara su segundo informe de seguridad, diciendo que las agresiones sexuales reportadas en la plataforma habían disminuido.

El caso fue presentado por abogados de la firma Slater Slater Schulman en el Tribunal Superior del Condado de San Francisco. El bufete de abogados dijo que tiene alrededor de 550 clientes con reclamos contra la empresa, y al menos 150 más están siendo investigados activamente.

“Ya en 2014, Uber se dio cuenta de que sus conductores agredían y violaban sexualmente a las pasajeras; sin embargo, en los ocho años transcurridos desde entonces, los depredadores sexuales que conducen para Uber han seguido atacando a los pasajeros, incluidas las demandantes cuyos reclamos se alegaron en la acción de hoy”, así lo aseguró el bufete de abogados en un comunicado de prensa reseñado por Telemundo51.