Con el número de inmigrantes que está llegando al sur de la Florida, los líderes locales enfrentan el reto de brindarles servicios críticos sin impactar a los residentes. Una oficina establecida antes de esta ola de inmigración está jugando un papel importante en estos momentos. La oficina de Nuevos Americanos de Miami-Dade fue establecida hace más de un año, pero hoy es más importante que nunca para conectar a inmigrantes recién llegados con importantes recursos y también pedir ayuda del gobierno federal.

Darle la bienvenida a la ciudad de Miami y al condado Miami-Dade es la política de ambos alcaldes ante la ola de inmigrantes que está llegando al sur de la Florida. “Yo creo que somos unidos en ayudar a los que están huyendo de gobiernos represivos y queremos ayudar”, dijo la alcaldesa de Miami-Dade, Daniella Levine Cava, reseña Telemundo51. 

Por su parte, el alcalde de Miami, Francis Suárez, advirtió que deben tener una estrategia global y de este hemisferio para enfrentar este problema tan grave y que por supuesto está hecho mucho peor por los gobiernos socialistas y comunistas que están empeorando las condiciones en sus países.

En la conferencia de alcaldes de Estados Unidos que preside el propio alcalde de Miami se reconoció el impacto que la inmigración está teniendo en esta ciudad. Por su parte, Levine-Cava dejó claro que ha pedido al gobierno federal más fondos y más recursos para ayudar en estas personas.  Mientras tanto, una oficina del gobierno de Miami-Dade está teniendo un papel clave en conectar a los recién llegados con estas y otras organizaciones.