Representantes de Elon Musk y de Twitter están negociando los detalles de la compra de la compañía después de que el multimillonario anunciara esta semana su intención de ir adelante con el pacto original para quedarse con la red social por unos 44.000 millones de dólares.

Medios indican que, las dos partes tratan aún de ponerse de acuerdo sobre los términos finales de la operación en medio de un clima de desconfianza tras meses de disputas. Twitter quiere garantías de que esta vez Musk cumplirá con lo acordado y está considerando opciones como una supervisión judicial del cierre de la venta o exigir el pago de intereses en caso de más retrasos.

Las discusiones continúan mientras se acerca la fecha clave del 17 de octubre, día en que está previsto el inicio del juicio resultado de la demanda que la empresa presentó contra el empresario después de que este buscara escapar del acuerdo que las dos partes habían alcanzado el pasado abril, reseña EFE. 

Aunque el pasado martes Musk dio marcha atrás y ofreció comprar la empresa en los términos originales, el proceso judicial continúa en pie a la espera de que haya una resolución final, según confirmó el miércoles la jueza del Tribunal de Cancillería de Delaware que se encarga del caso.