Pocas horas después de anotar el gol de la victoria del Paris Saint-Germain sobre el Marsella en la liga francesa, Neymar llegó el lunes a los tribunales de España para enfrentar un juicio por presuntas irregularidades en su fichaje por el Barcelona en 2013. Los padres de Neymar, el expresidente del Barcelona Sandro Rosell y representantes tanto del club español como del Santos brasileño también comparecieron ante el tribunal tras una denuncia presentada por el grupo inversor brasileño DIS sobre el monto de la transferencia del jugador, destaca AP

El delantero llegó con lentes de sol, traje negro y corbata. La madre y el padre de Neymar, quien también es su agente, estaban entre los que llegaron junto al jugador. Los acusados, que han negado haber actuado mal, se sentaron uno cerca del otro para escuchar los argumentos iniciales en el juicio que se celebra casi un mes antes de que comience la Copa del Mundo el 20 de noviembre en Qatar.

Neymar y el resto de los acusados ​​tienen que estar en la corte el primer día del juicio, pero se espera que el jugador testifique el viernes.