El Parlamento de Nicaragua, bajo el control de los sandinistas, autorizó el ingreso de tropas, naves y aeronaves de las Fuerzas Armadas de Rusia, a petición de urgencia del presidente del país, Daniel Ortega, para participar en operaciones contra el delito en el mar Caribe y en el océano Pacífico nicaragüense.

El ingreso de tropas rusas, país que mantiene la guerra en Ucrania, fue autorizado con el voto de 78 legisladores sandinistas y sus aliados, de los 91 diputados que integran el Parlamento. Los legisladores también ratificaron el ingreso por seis meses, a partir de julio próximo, de personal, naves y aeronaves de Ejércitos de Cuba, EEUU, México, Venezuela y países centroamericanos, reseña El Espectador. 

Durante el debate, los diputados oficialistas denunciaron una presunta campaña de otros países y de medios internacionales sobre el ingreso de las tropas rusas a Nicaragua. El titular de la Comisión de Defensa y Seguridad, el sandinista Filiberto Rodríguez, explicó en el pleno que “ya es una tradición aprobar y ratificar” el ingreso y salida de militares de distintos países con los que Nicaragua mantiene “relaciones diplomáticas y militares”.

En ese sentido, cargó contra el subsecretario de Estado de Estados Unidos para Asuntos del Hemisferio Occidental, Brian Nichols, por criticar el ingreso de militares rusos a Nicaragua.