La Reserva Federal de Estados Unidos volvió a subir el miércoles en 0,75 puntos el tipo de interés oficial por segundo mes consecutivo, y no descarta otro aumento “inusualmente alto” en septiembre si la inflación continúa subiendo.

“Durante los próximos meses, buscaremos pruebas evidentes de que la inflación se está reduciendo de forma que vuelva a un 2%”, explicó el presidente de la Reserva Federal Jerome Powell, durante su rueda de prensa para explicar la subida de tipos. Powell llegó incluso a sugerir que a la Fed no le temblaría el pulso a la hora de decretar un aumento todavía mayor de los tipos que el anunciado el miércoles si el aumento de los precios de consumo no afloja.

De esta forma, EFE explica que, el jefe del banco central estadounidense no descartó que la Junta de Gobernadores decida un nuevo aumento de 0,75 puntos en septiembre, aunque dejó claro que esta decisión dependerá de los datos económicos que reciban hasta entonces.

Con el incremento de este miércoles, el cuarto desde que la Fed empezó a subir los tipos en marzo, la tasa de interés oficial de la mayor economía del mundo pasa a situarse en una horquilla de entre el 2,25 y el 2,5 %.