El 22 de enero fue un día muy especial para Shakira y Gerard Piqué. Su hijo mayor, Milan, cumplió 10 años. A pesar de la situación de la expareja, esta fecha tan señalada no se ha visto nublada por ningún acontecimiento.

Desde primera hora, la casa de Shakira estuvo en constante movimiento según la prensa y paparazzi españoles, que no se separaron del lugar. Al hogar familiar llegaron regalos, cajas y, sobre todo, personas que se han quedado en la puerta para cantarle el feliz cumpleaños al primogénito de la cantante.

En medio de tanto tumulto y algarabía, también llegaba Piqué. Según el programa de Televisión Española, Plan de tarde, el deportista acudía a la casa de su ex pero su entrada no fue por ahí, sino por el parking de al lado, que no es otro que el de sus padres, vecinos de la artista.

People en Español ha afirmado que, ambos padres han podido pasar este día, o al menos parte del mismo, con su pequeño y celebrar con él, cada uno a su manera, este nuevo año que empieza. Milan recibía en casa de su madre a muchos amigos que llegaban para festejar a lo grande con él.

Los medios españoles aseguran que la colombiana le tenía preparada una fiesta por todo lo alto en la que no faltó detalle.