Twitter ya no hará cumplir su política contra la información errónea sobre el COVID-19, lo que genera preocupación entre los expertos en salud pública y los investigadores de las redes sociales de que el cambio podría tener graves consecuencias si desalienta la vacunación y otros esfuerzos para combatir el virus que aún se propaga.

Los usuarios con ojo de águila notaron el cambio el lunes por la noche y señalaron que se había realizado una actualización de una oración en las reglas en línea de Twitter: “A partir del 23 de noviembre de 2022, Twitter ya no aplica la política de información engañosa de COVID-19 “.

Para el martes, algunas cuentas de Twitter estaban probando los nuevos límites y celebrando el enfoque de no intervención de la plataforma, que se produce después de que Elon Musk comprara Twitter. Sin embargo, la decisión de Twitter de no eliminar más las afirmaciones falsas sobre la seguridad de las vacunas contra el COVID-19 decepcionó a los funcionarios de salud pública, quienes dijeron que podría dar lugar a más afirmaciones falsas sobre el virus o la seguridad y eficacia de las vacunas.

“Malas noticias”, tuiteó el epidemiólogo Eric Feigl-Ding quien instó a las personas a no huir de Twitter sino a seguir luchando contra la mala información sobre el virus. “¡Quédense amigos, NO les cedan la plaza del pueblo!” fue su mensaje según explica AP.