El presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski, dijo el miércoles al Congreso estadounidense que su apoyo es “vital” no solo para resistir a la invasión rusa, sino para lograr un “punto de inflexión” en el campo de batalla y para acelerar la victoria. “Ucrania se mantiene en sus líneas y nunca se rendirá”, fue parte de lo que prometió en su discurso en una sesión conjunta del Senado y la Cámara de Representantes, donde fue recibido y despedido entre aplausos y ovaciones.

EFE reseña así que, en su esperada intervención, que duró una media hora y en la que fue interrumpido varias veces por las ovaciones del hemiciclo, dejó claro que la ayuda concedida no debe verse como una muestra de caridad, sino como una “inversión” en la democracia.

Detalló que, la ayuda estadounidense es crucial para “llegar a un punto de inflexión” en este conflicto, resaltó además que, “contra todo pronóstico, Ucrania no ha caído y está viva y coleando”, pero también necesita más financiación y armamento para seguir en pie. Zelenski acudió al Capitolio tras reunirse en la Casa Blanca con su homólogo estadounidense, Joe Biden, en su primer viaje al extranjero desde el inicio de la invasión rusa en febrero pasado.

Su comparecencia ante las dos cámaras parlamentarias llega en plena negociación de los presupuestos estadounidenses para el año fiscal 2023, que incluyen unos 45.000 millones de dólares en asistencia a Ucrania.