El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, avisó este viernes que las “fuerzas” que provocaron el asalto al Capitolio del 6 de enero de 2021 siguen activas hoy. El mandatario hizo esas declaraciones al inicio de un discurso en el puerto de Los Ángeles y después de que horas antes, el comité que investiga el ataque al Capitolio celebrara su primera audiencia pública, así lo indica swissinfo. 

Biden dijo que no pudo ver esa audiencia porque estaba “ocupado con otros asuntos” en la Cumbre de las Américas, que concluye este viernes.

“Es importante que el pueblo estadounidense entienda qué fue lo que realmente pasó y que entiendan que las mismas fuerzas que llevaron al 6 de enero siguen activas hoy”, manifestó. Afirmó que el ataque al Capitolio fue “uno de los momentos más oscuros” de la historia de Estados Unidos y consideró que fue un “asalto brutal” a la democracia estadounidense.

“Esto va de nuestra propia democracia. Tenemos que proteger a nuestra democracia”, aseveró el mandatario pero además añadió: “Estamos viendo cómo la batalla por el alma de EE.UU. está lejos de haber sido ganada. Pero, sé que juntos podemos unirnos y defender esta nación, los demócratas y los republicanos, para no permitir que nadie ponga una daga en la garganta de nuestra democracia”.

La primera audiencia del comité que investiga el asalto al Capitolio estuvo marcada por vídeos y testimonios escalofriantes que se retransmitieron en directo por casi todas las cadenas de televisión del país, en horario de máxima audiencia, en un intento por impactar la opinión pública estadounidense.

Los investigadores del comité intentaron mostrar que el asalto al Capitolio fue la “culminación” de un intento de golpe de Estado por parte del entonces presidente Donald Trump y apuntaron a la posibilidad de que el grupo ultraderechista Proud Boys hubiera planeado el ataque con antelación.