La Cámara Baja de Estados Unidos, de mayoría demócrata, aprobó el miércoles una iniciativa para reforzar los controles de armas de fuego tras los escalofriantes tiroteos de Uvalde (Texas) y Buffalo (Nueva York), aunque es muy posible que no salga adelante en el Senado.

El proyecto de ley contiene las medidas más duras para limitar las armas que ha aprobado en décadas la Cámara de Representantes. La iniciativa, bautizada “Protejamos a nuestros niños”, propone aumentar de 18 a 21 años la edad a la que se pueden comprar rifles semiautomáticos y prohíbe los cartuchos de gran capacidad para balas, usados en Uvalde y Buffalo por jóvenes de 18 años, reseña 20minutos. 

También propone medidas para regular armas de fabricación casera, conocidas como “ghost guns” (armas fantasmas) por carecer de número de serie y ser responsables de un alto número de tiroteos. Esa primera iniciativa fue aprobada con 223 votos a favor y 204 en contra. Cinco republicanos rompieron con su partido y respaldaron la medida, mientras que dos demócratas votaron “no”.