Funcionarios de la Casa Blanca confirmaron que millones de dosis de vacunas contra el COVID-19 para niños se ordenaron en previsión de una posible autorización federal la próxima semana.

El gobierno permitió que las farmacias y los estados comenzaran a hacer pedidos la semana pasada, con 5 millones de dosis inicialmente disponibles, la mitad de ellas, fabricadas por Pfizer y la otra mitad de la vacuna producida por Moderna, así lo dijeron altos funcionarios del gobierno.

A partir de esta semana, se ordenaron alrededor de 1.45 millones de las 2.5 millones de dosis disponibles de Pfizer, y alrededor de 850,000 de las inyecciones de Moderna disponibles. Se esperan más pedidos en los próximos días.

Los niños pequeños son el último grupo de estadounidenses a los que no se les ha recomendado vacunarse contra el COVID-19. Hasta unos 20 millones de niños estadounidenses menores de 5 años serían elegibles para la vacunación si el gobierno autoriza una o ambas inyecciones, así lo indica Telemundo51. 

No está claro qué tan populares serán las vacunas. Una encuesta reciente sugiere que solo 1 de cada 5 padres de niños pequeños vacunaría a sus hijos de inmediato.