Decenas de personas murieron en un ataque perpetrado la mañana del domingo contra una iglesia católica en el estado de Ondo, en el suroeste de Nigeria. “Más de dos docenas murieron según lo que nos dijo una agencia de emergencias. Estamos trabajando en la cifra exacta y compartiremos los detalles lo antes posible”, afirmó el portavoz de la Policía en el estado, Funmilayo Odunlami.

Según Odunlami, las fuerzas de seguridad están tratando de averiguar si el ataque fue perpetrado por hombres armados o mediante explosivos.

“Estoy profundamente apenado por el ataque y asesinato no provocados de personas inocentes en (la localidad de) Owo, mientras rezaban en la Iglesia Católica de St Francis, hoy”, dijo a través de Twitter el gobernador de Ondo, Rotimi Akeredolu de acuerdo a lo que indica El Carabobeño. 

Un trabajador del hospital federal de Owo aseguró que más de 50 personas habían sido llevadas al hospital después del ataque, perpetrado durante la misa dominical. Nigeria sufre ataques incesantes de bandidos y secuestros masivos por lucrativos rescates, pero estos suelen producirse en el centro y noroeste del país, lo que hace extraño este incidente en el suroeste del país.