Al menos 25 personas fallecieron entre ellas dos menores de edad y 52 continúan desaparecidas a consecuencia de las lluvias en la localidad de Tejerías, estado Aragua, en la zona central de Venezuela. El Gobierno venezolano desplegó organismos de salvamento, seguridad ciudadana, así como cuadrillas de mantenimiento y limpieza, y personal de diversas instituciones para “la atención integral del pueblo”.

Las autoridades detallaron que hubo un gran deslave que provocó que se desbordaran las quebradas dejando pérdidas humanas y grandes daños materiales, incluso fue necesario decretar “zona de tragedia” en esta localidad de Tejerías y tres días de duelo.

Aún los organismos de seguridad, entre ellos la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB), se encuentra desplegados en el lugar del desastre para continuar con la búsqueda de las personas desaparecidas y otras que siguen tapiadas.

De igual forma fue necesario habilitar refugios para trasladar a todos aquellos que perdieron sus viviendas. Además, comerciantes perdieron sus locales, hubo cosechas afectadas.

El servicio de agua está interrumpido porque la fuerza del agua de la quebrada arrastró las bombas sumergibles. El suministro eléctrico también está completamente caído, y ningún sector de la localidad y alrededores cuenta con luz. Por el momento, EFE asegura que, el número de muertos por las fuertes precipitaciones de las dos últimas semanas, en diversas zonas del país, asciende a 45, según organismos nacionales, regionales y locales.