Nasser Al-Khater, portavoz del Mundial de Qatar, anunció que estará prohibido lucir la bandera con los colores del arcoíris que representa a la comunidad LGBTIQ+. Las personas que la lleven durante la Copa del Mundo serán castigadas con prisión, indica C5N. 

“Quien luzca la bandera LGTBIQ+ en el Mundial será arrestado por 7 u 11 años. Qatar es un país islámico y se debe respetar su religión”, declaró Al-Khater. El país ya había prohibido el sexo fuera del matrimonio y las manifestaciones públicas de afecto entre personas del mismo género mientras se celebre el evento.

El mayor general de la policía, Abdulaziz Abdullah Al Ansari, explicó a la agencia AP que la medida busca proteger a los aficionados de posibles agresiones. “Yo no puedo garantizar el comportamiento de toda la gente. Y le diré: ‘Por favor, no hay necesidad de realmente ondear esa bandera en este momento'”, aseguró.

“Tengo confianza en que la comunidad LGBTIQ+ será bienvenida en Qatar, pero tienen que respetar la cultura local. Si Qatar no diera la bienvenida a todos, no hubiera organizado el Mundial. Estamos capacitando a los responsables y trabajando de la mano con las entidades y la policía y les daremos la bienvenida a todos”, afirmó el presidente de la FIFA, Gianni Infantino.