El presidente colombiano, Gustavo Petro, anunció el sábado la suspensión de las órdenes de captura y extradición contra los negociadores de la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN) que están en Cuba para iniciar diálogos de paz.

“Quiero anunciarles que por decreto, firmado el día de ayer, he autorizado restituir los protocolos, permitir de nuevo negociadores, permitir que puedan reconectarse con su organización, suspender órdenes de captura a esos negociadores, suspender órdenes de extradición a esos negociadores para que comience un diálogo con el Ejército de Liberación Nacional (ELN)”, puntualizó  el jefe de Estado de acuerdo a lo que reseña EFE. 

Añadió que lo ordenado es para “intentar construir el camino, ojalá rápido y expedito, en donde esta organización deje de ser una guerrilla insurgente en Colombia”.

Las negociaciones del Gobierno colombiano con el ELN comenzaron en 2017 en Quito, durante el Gobierno de Juan Manuel Santos, y en 2018 fueron trasladadas a La Habana donde aún se encuentran los principales dirigentes de la guerrilla, a pesar de que durante el Gobierno del entonces presidente Iván Duque se paralizaron definitivamente.

Recalcó que con la resolución firmada para suspender las órdenes de captura y de extradición “inicia una nueva posibilidad de proceso de paz en Colombia”, que espera y estarán “vigilantes con la fuerza pública y las autoridades, traiga en concreto la disminución de la violencia”.

Al término de un consejo de seguridad realizado en San Pablo, población del departamento de Bolívar (norte), el presidente Petro también “invitó” a las autodefensas a sumarse a los diálogos de paz.