Es posible que el tirador de la escuela de Florida, Nikolas Cruz, se convenciera a sí mismo de una sentencia de muerte. Los fiscales mostraron un video la semana pasada en el juicio de pena de Cruz de las entrevistas en la cárcel que hizo este año con dos de sus expertos en salud mental. Con detalles francos y a veces gráficos, respondió a sus preguntas sobre la masacre de 17 personas en la escuela secundaria Marjory Stoneman Douglas de Parkland el 14 de febrero de 2018: su planificación, su motivación, los tiroteos.

Si bien no se puede saber qué piensan los 12 miembros del jurado, si alguno duda entre votar por la muerte o la cadena perpetua sin libertad condicional, sus declaraciones al Dr. Charles Scott, psiquiatra forense, y Robert Denney ,neuropsicólogo, no ayudaron a su causa.

“Todo esto convirtió al propio Cruz en quizás uno de los mejores testigos del estado”, dijo David S. Weinstein, abogado defensor de Miami y exfiscal que ha estado supervisando el juicio, destaca AP.  Es probable que el jurado decida el destino de Cruz esta semana. Para que el joven de 24 años obtenga una sentencia de muerte, el jurado debe ser unánime en al menos una víctima. Pero si los 17 cargos regresan con al menos un voto a favor de cadena perpetua, entonces esa sería su sentencia.

Los argumentos finales están programados para el martes y las deliberaciones comenzarán el miércoles.