Los votantes de Florida están decidiendo si deshacerse de una comisión que se reúne cada 20 años para recomendar cambios a la constitución estatal, el único panel de este tipo entre los estados de EEUU que remite las enmiendas directamente a una boleta estatal.

Los opositores a la Comisión de Revisión de la Constitución dicen que ha ido más allá de su mandato original, carece de rendición de cuentas y se ha convertido en un lugar para proponer nuevas políticas estatales a un grupo de funcionarios temporales que, a diferencia de la Legislatura electa, son designados no elegidos.

La comisión no es la única forma de remitir las enmiendas estatales a los votantes. La Legislatura puede hacerlo, al igual que los ciudadanos a través de peticiones de iniciativa. Aun así, algunos grupos de ciudadanos no quieren perder la comisión, que Common Cause Florida llama “un camino importante que los floridanos tienen para cambiar la constitución de su estado”.

De acuerdo a nota de AP, este grupo pide a los votantes rechazar la medida en la votación que comenzó en Florida el 24 de octubre y culmina el 8 de noviembre.